SI PUDIERA EMPEZAR DE NUEVO EN EL NEGOCIO, ¿QUÉ COSAS HARÍA DIFERENTE?



Emprender un negocio o una carrera, es una decisión que implica una apertura al aprendizaje permanente.

Quien cree que porque está “posicionado”, o es “reconocida”, ya puede acomodarse, que sepa que ahí es cuando requerirá las mejores herramientas no solo para mantenerse, también para mantener la espiral de crecimiento.

Inicié a los 16 años a trabajar y mi mente registraba el siguiente esquema:

a. Trabaja duro.

b. Ten la garantía de un buen trabajo y un salario.


Y con estos alcanzarás estabilidad y cubrirás tus necesidades.

El mundo hoy es otro.


Muchos de los preceptos aprendidos, hoy sabemos que NO FUNCIONAN. Estos tiempos requieren nuevos conocimientos. AQUÍ 3 DE VARIAS COSAS QUE YO HUBIERA HECHO DIFERENTE, SI PUDIERA EMPEZAR DE NUEVO: – INVERTIR CON SABIDURÍA: Más allá de los clásicos consejos de ahorro e inversión, jugaría mas “monopolio” pero esta vez en la vida real. (Los que leen a Kiyosaki me entenderán) – TRABAJAR MIS CREENCIAS: hacer conciencia de los pensamientos que sabotean mis objetivos para transformarlos a favor de quien quiero SER. – HACER LA TRANSICIÒN DE AUTO-EMPLEO A NEGOCIO EN TIEMPO RECORD: He trabajado los últimos 25 años de modo “independiente”. Pero, si yo no me levantaba a trabajar, no garantizaba ingresos. Tenía el clásico auto-empleo. ¿Cómo convertirlo en negocio y automatizar el flujo de ingresos? Ese aprendizaje es lo que intento gestar cada día y enseñar a mis clientes.

De seguro pudiéramos hacer un listado más amplio, ¿lo hacemos juntas? ¿Cuáles de estas acciones sientes que debes trabajar? ¿Cuál ha sido tu mayor aprendizaje? ¡Te leo! – TANIA BÁEZ

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

5 Tips para manejar el Productivo Arte de Conversar

Llegas a ese lugar donde están muchas de las personas que necesitas conocer para que sean los potenciales aliados en tus planes. El salón está repleto. Se oye el murmullo de decenas de conversaciones.

Diferencias entre un Speaker y un experto

SPEAKER DE IMPACTO DIGITAL Diferencias entre un Speaker y un experto Nunca olvidaré aquel día. Había pagado una taquilla que superaba los US$400 dólares para ver a un reconocido Conferencista que vení